Ahondando en la vida y la muerte

Los días 10 y 13 de febrero el Àmbit Maria Corral organizó un nuevo Espacio de Formación para tratar como «Pacificar el final de la vida» a cargo de Jordi Cussó.

Resaltó que: «Es importante vivir en paz en todo momento, a todos los niveles y pacificarnos lo antes posible, ya que cuanto más pacificados estemos hoy, más lo estaremos mañana. Según como pases el día de hoy, será tu mañana y tu final. Casi todo el mundo desea la paz, y si la desea es porque no la tiene.» Añadió que el final de la vida es una situación de impotencia y morir solos es lo que más nos asusta. Pero, «disfrutar de todo lo que he sido y lo que soy es la manera de pacificar el momento de la muerte. Dar vida es dar tiempo, no dar cosas, y dar tiempo pacífica».

«Si muero es porque he vivido. Morir es una acción más de la vida». No se puede cambiar el pasado pero se puede cambiar la actitud de como miro el pasado, y eso puede pacificar el final. Argumentó que la resignación, la culpa, el remordimiento, el resentimiento, además de una educación que no contempla la muerta, no pacifica. En cambio, la reconciliación y la liberación pacifican.

Los verbos que hay que conjugar cada día son: acoger, desplegar y replegar, cuidar y dejarse cuidar, agradecer y querer y dejarse querer.
«La manera como afrontamos la vida también condiciona la muerte y viceversa. Según como interpretamos la posible vida después de la muerte, condicionará la vida.»

El conferenciante interpeló con cuestiones humanas y cuotidianas que, aunque a menudo pueden pasar de largo, es importante prestarles atención en nuestra realidad.

Ámbito de Investigación y Difusión María Corral

IMG 20200214 WA0001  IMG 20200214 WA0011

 

Más en esta categoría: Ungiendo la vida »

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.