A Jesús

Buen Jesús, treinta y tres años viviste
en el mundo ruin de los humanos
y a cambio de tus hechos sobrehumanos
las más viles injurias recibiste.


Mas con tu Voz divina convertiste
a miles de judíos y paganos
y llagados tus pies, rotas tus manos,
por salvarnos, Señor, en cruz moriste.


¡Ya se desvaneció la idolatría!
Los misterios de Dios nos descifraste
y nos diste por Madre… ¡a María!


Por herencia la Iglesia nos dejaste
creando tu Amor la Eucaristía
¡con nosotros por siempre te quedaste!


Alfredo Rubio de Castarlenas

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.