234 Cena Hora Europea

DSC 0030redEl 21 de marzo se celebró la 234 Cena Hora Europea para tratar sobre como «Preparar personas para mejorar la sociedad». La moderadora Mercè Saiz apuntó que educar es acompañar a las persona a descubrir el mundo, la vida, a admirarse y preguntarse. Dio la palabra a los ponentes para dar luz a diferentes aspectos para educar personas que mejoren nuestra sociedad.

Maria del Mar Galceran, pedagoga y coordinadora de proyectos del Lloc de la Dona, inició su aportación desde la pedagogía del Amor. Subrayó tres aspectos que tendríamos que cambiar para mejorar la sociedad: el primero es la indiferencia hacia todo, el segundo es la desconfianza y el tercero es la alienación. Ante esto, ofreció algunos ejes a partir de la pedagogía del Amor: el descubrimiento y promoción del potencial humano que habita en el corazón de cada uno. La persona tiene una dignidad, unos dones, un talento especial que es necesario ayudar a desarrollar y esto implica creer en el otro; la creación de espacios y entornos de seguridad y de confianza básica, donde las personas se puedan sentir apreciadas, sostenidas, seguras y esto les dé fuerza para seguir adelante con sus deseos; ejercitar la renuncia, renunciar en bien de otro; el ejercicio de la cooperación y la colaboración, educar en el espíritu de servicio. Y la autonomía y la libertad, ayudar a los otros a ver las cosas que les limitan y no les dejan ser. Todo esto es necesario hacerlo desde la corrección fraterna.

Valentí Feixas, doctor en Educación y profesor de la FPCEE Blanquerna– Universitat Ramon Llull, planteó el tema desde una mirada retrospectiva conectada con los Derechos Humanos. Resaltó las tres ideas principales del derecho a la Educación: todos tiene derecho a la Educación, su finalidad es el pleno desarrollo de la personalidad humana y apoyar al respeto de los derechos humanos y las libertades fundamentales, y que los progenitores son quienes tienen el derecho de escoger la clase de educación que quieren para sus hijos. También hizo una mirada prospectiva a partir del último informe de la UNESCO Repensar la Educación. Hacia un bien común. Remarcó la idea de aprender a aprender y aprender a emprender. «Tenemos que repensar la educación, ser innovadores en aquello que hay que mejorar, pero ser conservadores en aquello que sabemos que beneficia una vida dignamente humana.» Citó el documento: «La educación tiene que permitir a la vez, una adaptación al cambio, pero también una transformación del mundo que nos permita construir una humanidad común, un futuro mejor.»

Josep Gallifa, catedrático de la URL a la FPCEE Blanquerna y jefe de departamento, manifestó que la Educación es mucho más que lo que pasa en la escuela. Todo educa. Señaló algunos aspectos: el primero es que como sociedad hemos de que cambiar la mentalidad con la cual abordamos la temática educativa. Un segundo aspecto es que tenemos necesidad de superar algunos marcos mentales, encontrar elementos de encuentro de diferentes tradiciones. Hemos de tener presentes los retos del mundo y de la humanidad, y para resolver los problemas del mundo hemos de tener en cuenta el concepto de Educación Integral. Apuntó cuatro lógicas sobre la Educación Integral: establecer una relación nueva con el conocimiento, la tecnología facilita el acceso al conocimiento y ayuda a crearlo de manera colaborativa; se tiene que crear una relación más estrecha de la educación en la vida; prestar una mayor atención a los valores de la cultura y las organizaciones, y dar una mayor centralidad a la persona.

Maria Pàrraga, maestra, pedagoga y presidenta de la Fundación El Brot y de ATCAT, expresó como vemos la formación de las personas, el futuro y su proyección dentro del mundo. «Lo que hace tener sentido a nuestra vida son las personas que forman parte de ella». Todos tenemos una función en la comunidad educativa y todos nos necesitamos para hacer una buena tarea. Explicó un cuento con el cual nos dejaba como lección que: en el lugar y el momento adecuado, si se quiere, se puede crecer y se puede conseguir todo el que se proponga. Distinguió algunos conceptos claves que se viven en las escuelas: éxito, fracaso, frustración, ingenio, brillantez, oscuridad, admiración, desconsuelo, presión, autoestima, seguridad, fuerza, solidaridad y crecimiento. «Ser reconocido, respetado y apreciado dentro de la escuela, es uno de los más grandes retos que tenemos. Educar es querer y descubrir el gran potencial que llevamos dentro.» Hay que velar para que todo el mundo tenga las mismas oportunidades. Finalizó con esta frase: «El médico salva vidas, el maestro dignifica vidas.»

La Cena acabó con un intenso coloquio donde, gracias a las intervenciones de los asistentes y los ponentes, se pudo ampliar y contrastar diferentes formas de educar en la vida para poder preparar personas para mejorar la sociedad.

Rocío Muñoz
Àmbit Maria Corral

Más en esta categoría: Retiro Sabiduria Emocional »

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.